Información

Cómo revivir un rododendro angustiado

Cómo revivir un rododendro angustiado

Los rododendros pueden estresarse fácilmente debido a su sistema de raíces poco profundas y su preferencia por suelos ricos y ácidos. La sequía, el exceso de sol, la abrasión de las raíces, la mala calidad del suelo, la fertilización excesiva o insuficiente y la falta de mantillo para aislar las raíces pueden crear un rododendro o azalea de bajo rendimiento o con problemas.

Riegue su rododendro profundamente desde un pie desde el tronco hasta al menos un pie más allá de la línea de goteo del arbusto. Si el suelo ya está empapado, absténgase de agregar más humedad en este punto. Las raíces poco profundas se deshidratan rápidamente y el agua actúa como una medida de clasificación para estabilizar el arbusto. Riegue profundamente una vez cada cinco días durante un mes para reducir el estrés por sequía en el arbusto manteniendo la tierra uniformemente húmeda.

Desarrolle la nutrición del suelo colocando una capa uniforme de 2 a 3 pulgadas de abono de buena calidad alrededor de toda el área de la raíz, comenzando a 6 pulgadas desde el tronco hasta al menos un pie después de la línea de goteo.

  • Los rododendros pueden estresarse fácilmente debido a su sistema de raíces poco profundas y su preferencia por suelos ricos y ácidos.
  • Riegue su rododendro profundamente desde un pie desde el tronco hasta al menos un pie más allá de la línea de goteo del arbusto.

Espolvoree una dosis de fertilizante rico en hierro y ácido granular formulado para azaleas, rododendros y camelias de acuerdo con las recomendaciones de la etiqueta. Aplique desde un pie fuera del tronco hasta al menos un pie más allá de la línea de goteo. Use lo que se recomienda pero no más, ya que el exceso de fertilizante puede causar más estrés y daño a la planta. Riegue bien para llevar los nutrientes aplicados al suelo. Repita esta aplicación en tres a seis meses.

Cubra la base del arbusto con mantillo con al menos 2 a 3 pulgadas de materiales orgánicos como mantillo, como hojas, corteza triturada o musgo sphagnum. El mantillo aísla las raíces de la sequía, el frío y la abrasión.

  • Espolvoree una dosis de fertilizante rico en hierro y ácido granular formulado para azaleas, rododendros y camelias de acuerdo con las recomendaciones de la etiqueta.
  • El mantillo aísla las raíces de la sequía, el frío y la abrasión.

Controle el arbusto cuidadosamente durante las próximas semanas y busque un nuevo crecimiento u otros signos de mejora. Si las condiciones no mejoran, puede ser necesario realizar una prueba de suelo para determinar el problema.


Ver el vídeo: Rododendro rosa: Rhododendron arboreum (Noviembre 2021).